miércoles, 6 de febrero de 2013

Binomio Seguridad Pública y Garantías individuales


La inseguridad es un problema – cáncer – que se ha extendido en todo el territorio nacional y su afectación se ha propagado en todos los ámbitos, tanto sociales como económicos, etc.; aunque como se puede observar en los medios de comunicación, el problema de la inseguridad no afecta solamente a nuestra nación, sino a todo el planeta, es decir, se ha transformado en un problema global.

Por todo esto el tema de la Seguridad Pública se ha convertido en un tema de prioridad, urgente de tratar por cualquier país que se autodenomine democrático.

En estos países democráticos - como México - la seguridad pública es un punto medular para evaluar su capacidad política, es decir, si tiene capacidad de bien gobernar, es capaz de brindar un ambiente de paz, tranquilidad y seguridad que coadyuve a su desarrollo y al de sus gobernados.

El Estado Mexicano, en sus tres niveles de gobierno – en particular todas las autoridades involucradas de manera directa e indirecta – debe coadyuvar de la mejor manera posible para atacar el problema de la inseguridad, con el fin de poder crear condiciones adecuadas para que la población pueda gozar de manera apropiada sus garantías individuales reconocidas no solamente en el ordenamiento jurídico mexicano, sino también, en ordenamientos internacionales, es decir, tratados y convenios en materia de seguridad y derechos humanos signados por nuestra nación.

No podemos interpretar el poder coactivo del Estado Mexicano, ni mucho menos la Seguridad Pública, como una posibilidad de afectación a la población en cuanto a la violación de dichas garantías individuales, sino todo lo contrario, debemos interpretarla siempre siguiendo el estricto marco de derecho para poder prevenir situaciones de violencia y violación a los derechos fundamentales.

En este orden de ideas los conceptos de seguridad pública y garantías individuales no son opuestos, sino condicionados el uno del otro, en un pleno equilibrio, tomando a la seguridad publica al servicio de las garantías individuales, tal como lo reza nuestra carta magna en su articulo 21.

“…LA ACTUACIÓN DE LAS INSTITUCIONES DE SEGURIDAD PUBLICA SE REGIRÁN POR LOS PRINCIPIOS DE LEGALIDAD, OBJETIVIDAD, EFICIENCIA, PROFESIONALISMO, HONRADEZ Y RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS RECONOCIDOS EN ESTA CONSTITUCIÓN…”

Es cuanto

Un Saludo Fraterno a todos los seguidores de PROCEDIMIENTOS POLICIALES

Autor: JRTP

No hay comentarios: